jueves, 15 de febrero de 2007

Historias de San Valentín

Estarán pensando que que original ;) pues bueno la verdad no se me ocurre escribir de otra cosa ahora mismo y que me lleve poco tiempo, así que como este día da tanto que hablar pues porque no hacerlo.

Personalmente no es una fecha que me la tome a rajatabla, sobre todo porque ando en paro y no ando como para gastarme pasta, pero no es uno de esos días ni que odie ni adore. Realmente tanto mi novio como yo no nos guiamos por este calendario comercial aunque si se puede hacer un regalo pues se hace pero no porque alguien lo diga. Somos así es como en navidades que adelantamos los regalos al 9 de diciembre, total que mas da.

Pero lo que les quiero contar es un San Valentín hace dos años que fue sorprendente, el primero que pasábamos mi niño y yo. Para mi aquel año que trabajaba en una conocida tienda de lencería fue un día que como decir... terrible era poco. Gente por aquí y por allá, en su mayoría hombres que andaban de los nervios por comprarles algo a sus parejas ya que les había pillado el toro. Recuerdo que era cercano a la hora de cerrar (antes de la comida), yo andaba atendiendo a un chico joven y justo cuando estaba cobrándole y empaquetándole las cosas mi compañera Vanessa me dijo que ella se encargaba, no le hice mucho caso pues primero era mi trabajo, pero ella insistía e insistía hasta que me dijo que mirara al frente.

No podía creerlo, adivinen? pues allí estaba mi novio de pie en frente, todo arreglado, vamos echo un pincel con un gran ramo de flores que he de decir que era precioso. La gente como no no paraba de mirar, vamos era como una de esas escenas de pelis de Meg Ryan, me acerqué y recibí el ramo pero no era esa la única sorpresa pues aparte venía el regalo, una caja cuadrada con papel azul y un lazo blanco que aún hoy conservo. Sinceramente andaba totalmente descolocada ante la ilusionada mirada de mi novio y las de toda la gente de la tienda que no podian creerse lo que estaba sucediendo.

Finalmente abrí el regalo que aún me dejó mas patirifusa (es que esa palabra es la justa jiji) era una hermosísima gargantilla de Swarovski y no de estas de imitación hay que aclarar, vamos que me quedé ciega del resplandor del cristal bajo los ojos (joer que exagerá que ando) tal fue el colapso cerebral que sufría que no reaccioné, me quedé totalmente atolondrada en vez de ponerme a pegar saltos que es lo que hubiera hecho normalmente, tanto fue mi sock que luego a la salida del trabajo tuve que explicárselo a Jesús (mi novio) porque el pobre se quedó algo decepcionado con mi reacción. Después de que las neuronas me volvieran a la normalidad y de que mi novio se fuera, me quedaban unos minutos de trabajo, tuve que tomarme un respiro porque no se si era tanta emoción, lo peliculero del asunto o lo anonadaba que estaba pero el caso es que me empecé a marear. En la trastienda con mi jefa que no salía de su asombro la mujer y porque no decirlo le corroía la envidia (esa historia es larga así que otro día se contará), pasé un rato descansando hasta que me recuperé, y comprendí ya serena la maravillosa persona con la que estaba, sinceramente nunca nadie había hecho por mi algo igual, no por el valor del regalo sino por todo, las flores, la linda tarjeta que aún guardo con todo mi cariño, el echo de venir así a mi trabajo, bueno no hay palabras ¿verdad?.

Ese día lo guardaré siempre con una gran sonrisa (o como otros dirían de cordero degollaó), pero la verdad no era importante que fuera el día 14 de febrero sino lo ocurrido y el como. Estas cosas hacen ilusión siempre y se hacen inolvidables por eso cuando sean no piensen si es 14 o no da lo mismo lo importante es lo que os quiere esa persona y eso es lo único que ha de ser importante.

Psd: Pueden pensar que no se puede superar esto pero próximamente les contaré como fue nuestra reciente celebración, de regalo un viaje a mi tierra Gran Canaria a los carnavales, pero como eso me va a llevar mas tiempo de contar se lo dejo para otro día.


Gracias mi niño por ser la persona tan especial que eres y por poder compartir contigo mi vida, te quiero!

5 comentarios:

Jesús dijo...

Hola cielo, aquí me tienes, sonrojado de leer la historia. Ciertamente me hace mucha ilusión que todavía tengas en mente aquel día. Es una de esas cosas que uno hace a cabo sin conocer las consecuencias o el resultado de las mismas. Ya sabes que soy un tío impulsivo ;P

Espero que tu blog mole a tus amistades y a todo el que entre.

Katt dijo...

Hola mi hermana preciosa. Tenía que ser yo la primera en comentar (claro despues de Jesucillo majisimo). No cabe duda que te ama horrores tu ojiverde (y como no si eres adorable ^^) Es tán romántico que te hagan una sorpresa como esa. Pero es que te lo mereces maja! Yo he tenido algunas experiencias que me han dejado lindos recuerdos, los chicos son la miel cuando desean, y capaces de dejarnos la mejor impresión y el mejor recuerdo en el alma sensible que Dios nos ha dado.Ah! Si es que recuerdo algunos momentos que hasta me han hecho dar ganas de llorar.
Recuerdo una vez que estaba hecha una Cenicienta (a que prefiero Cinderella jajaja) pues como siempre mi lado independiente ha predominado un día decidí cambiarle color a mi habitación. Sin avisar a nadie empecé a pintar toda en fachas, vestida de ropa de deportes y no pude envitar mancharme un poco (hombre que esas cosas salpican!) y repentinamente sonó el timbre... Yo salí a ver como la cosa más normal del mundo y era un mensajero de una tienda especializada en arreglos florales "Solo Rosas" trayendome un ramo (bueno venian en una caja decorativa) 12 rosas rojas y una rosa príncipe bellísima, con una tarjeta de mi novio. El presente venía sin ser una fecha eswpecial, un día de semana cualquiera, solo con la inscripción en la tarjeta: "Te extraño mi ángel. Espero que te gusten. Te amo" ... Los regalos no son lo importante, ni la fecha en que los des, sino, la intención y los sentimientos que pones en hacer o decir algo. Con o sin regalo... El amor es maravilloso.

Paz dijo...

Hola soy Paz, Es una pasada leer tus historias de San Valentín, pués parecen sacadas de una pelicula romantica, aunque yo no soy muy romantica, soy más bién práctica, pero me encanta el romanticismo en los demás; y conociendo a tu chico es una sorpresa que sea tan romantico, pués no le pega nada, podrias contar como os conocisteis y que te enamoro de el. Muchas gracias por tus relatos, Besos.

Bego dijo...

hola maja, soy una compi del curro de tu chico y la verdad es que me ha dejado totalmente sorprendida, con la cantidad de burradas que es capaz de soltar al día y luego mira que romántico es :D me alegro por ti, ya no solo porque sea romántico sino porque es importante que de vez en cuando te demuestren lo que sienten por ti de una forma especial, sea el día que sea y aunque seguro que te lo demuestra día a día esos pequeños detalles son muy importantes. Me alegro que compartas con los demás tus experiencias y espero que sigan siendo tan buenas como esta

Katherine dijo...

Jajaja No es por nada pero me ha resultado graciosisimo el comentario de Bego que es compi de tu ojiverde y que le achaca burradas de diario jajaja.
Bueno todos tenemos de todo lo importante es el amor que se tengan y que les dure un millon de años más (y las próximas reencarnaciones)
Los kiero majos!!!! Escribanme al correo kjimenez.pacificomotors@gmail.com que es del laburo.
Katt