domingo, 27 de abril de 2008

Una tarde de Karts

A primeros de este mes de Abril nos juntamos con unos amigos para pasar una tarde en los Karts, para concretar en el que hay en Cabanillas del Campo, que por lo que nos contaban corrían más que otros que hay aquí en Madrid. Tanto Jesús como yo no habíamos ido nunca así que tampoco podemos juzgar esa afirmación pero por lo que pudimos comprobar si que iban ligeros. Para el que no haya ido nunca como nos pasaba a nosotros uno tiene los típicos nervios pero que una vez en el Kart si te gusta te olvidas, así que tranquilidad aunque haya cafres en la pista.

Nosotros al final nos animamos y acabamos metidos dos veces, ya que cada tanda eran 10 minutos y quieras que no se hace corto y como no conoces el circuito pasas más tiempo tratando de no salirte que de disfrutar, eso sin contar que te de quedes enganchado en la arena y tardes en salir varios minutos como me ocurrió a mi. A pesar de ello es muy divertido sobre todo si el circuito es interesante como el de Cabanillas ya que no está en llano y tiene sus subidas y bajadas y unas buenas curvas.

Me gustaría para el que se esté pensando en ir que tenga siempre presente unas cuantas cosas y que no te pillen de nuevas al andar metido en el kart. Lo primero de todo es estar comodo, me refiero que el casco que te den te quede bien, no como en nuestra segunda vez que el mio era gigante y se me caía imposibilitandome la vision con lo que acababa sólo con una mano en el volante. También que la medida dentro del Kart ha de estar bien y no sentirnos incómodos dentro, en especial tener las piernas o rodillas bien cómodas al igual que la espalda, parece una perogrullada pero a veces por no molestar o por no perder más tiempo uno lo deja de lado pero luego al salir seguro lo lamentarás. Otra cosa importante es llevar la visera del casco bajada, no del todo, con una rendija para evitar la condensación es suficiente, y es que sino cualquier piedrecita te puede desgraciar un ojo. Algo fundamental también para tener la diversión asegurada es ir con un grupo grande de gente puesto que correís todos juntos y sólos en la pista y el pique es mayor que con desconocidos o por lo menos eso creo. Y bueno la últimas recomendaciónes son que os vayáis a un lugar en el que el circuito esté bien cuidado tanto la pista como que el personal esté atento de lo que ocurre, para el final dejo la más obvia que es llevar el cinturón puesto porque con un buen golpe tienes asegurado un vuelo gratuito.

Por lo demás y teniendo un poco de cabeza se puede pasar un día genial con tus amigos. La verdad yo pensaba que lo iba a pasar mal porque ni siquiera tengo el carnet de conducir pero me llevé la sorpresa y lo pasé de…. bueno ya os imagináis. Eso si personalmente no os recomiendo los de Cabanillas del Campo más que nada porque vimos cosas que no nos gustaron como que la pista no estaba en buen estado, había dos curvas mal peraltadas que sino pasabas por el lado bueno pegabas un buen bote además de algunos deterioros importantes en medio de la pista, vamos un socabón y por otro lado un trozo de piedra bastante grandecito que se había desprendido de a saber que lugar en medio de la pista que nadie se molestó en recoger. Además el personal pasaba de lo que ocurría por ejemplo cuando me salí me quedé en un montículo de arena con las ruedas apenas apoyadas por lo que tardé un montón en salir y en ningún momento vinieron a sacarme ni haber que había pasado, que lo mismo es por que te has salido como que te ha dado un mareo o algo así, vamos seguridad en ese sentido no vimos mucho. De todas maneras es algo que uno no se puede perder ni tus amigos tampoco.


*Dentro de poco os subo las fotos aunque no hay muchas y las que tenemos están un poco movidas.