viernes, 16 de enero de 2009

STAR WARS, THE EXHIBITION en Madrid

Desde el 15 de noviembre se encuentra en Madrid en el Centro de Exposiciones Arte Canal esta exposición que después de visitar ya varias ciudades del mundo finalmente ha llegado a Madrid. Podremos disfrutar de ella hasta el 15 de marzo de este año sólo hay que acercarse a Paseo de la Castellana 214, al lado de Plaza Castilla. Y como no pagar los 10 euros de entrada, 5 las de precio reducido y grupos, aunque para más detalles o dudas podéis visitar la web www.cyii.es o llamar al 91 545 15 00.

Treinta años después de la primera y mítica Guerra de las Galaxias nos presentan esta exposición en la capital. Exposición que alberga alrededor de 250 piezas, elegidas por Lucasfilm, de las seis películas que han cautivado a miles de espectadores y fans. El marco elegido es la recreación de una nave desde la cual podremos visitar nueve planetas de la galaxia (cada uno en una sala anexa) en donde encontraremos no sólo las piezas en cuestión sino que también podemos ver informaciones sobre el planeta, su importancia en la historia e imágenes de la película relacionadas. Los nueve planetas en cuestión son Geonosis, Tatooine, Kashyyyk/Utapau, Coruscant/Kamino, Hoth, Mustafar, Naboo, Endor y como no la Estrella de la Muerte.


En referencia a lo que podemos ver nos dan parte del plato fuerte nada más entrar con los ya más que conocidos C-3PO y R2-D2. También esta sala central alberga sobre todo por tamaño una de las naves y también dos de las más conocidas vainas (la de Anakin por supuesto es una de ellas).

Ya en las salas veremos desde el traje de Darth Vader al maestro Joda a tamaño real, pasando por bocetos para las películas, maquetas de los edificios que se utilizaron para los films, vestuario como los trajes de Amidala, ropajes Jedi e Imperiales (estos últimos son muchos más vistosos) o el mítico vestido de Leia del Retorno del Jedi, el sable láser de Darth Maul, maquetas de personajes tan conocidos como Jabba, vehículos variados y maquetas de naves, incluso uno de los Ewoks. Vamos que no es para aburrirse si eres curioso. 


También nos ofrecen alguna que otra actividad como por ejemplo la escuela Jedi para los más pequeños que podrán enfrentarse al final contra dos Sith. Y para los mayores una foto recuerdo con dos troopers a los lados y una conocida imagen de fondo, claro que un poco triste hay que decirlo, es preferible sacar la foto sin nadie en medio que es más barato y a mi opinión queda mejor. Por último decir puesto que es importante que la exposición cuenta con rampas tanto a la entrada como la salida para discapacitados (así no se la pierden), baños, un ropero, zona de videojuegos patrocinado por Xbox con el último juego The Force Unleashed (se quedarán enganchados los personajes como en PS3??) y como no tienda, eso si la última pieza la veremos justo cuando dejemos todo atrás para intentar dejar buen regusto al visitante.


Y ahora mi crítica personal puesto que en parte me sentí decepcionada a la salida. Todo parece que va a ser una maravilla pero la verdad es que cojea bastante por algunos lados sobre todo en cuanto a la exposición de algunas piezas que pierden parte de su gracia. Por ejemplo C-3PO y R2-D2 están en unas vitrinas las cuales las rodean las cintas rojas pero están tan cerca que además de que hace que la gente se arremoline a la entrada para fotografiarse con ellos nos impide sacar una buena fotografía de cuerpo entero por así decirlo, tienes que conformarte con hacérsela en contrapicado a R2-D2. 

El resto de piezas para su conservación está tras cristales, no tiene nada de malo en un principio, es lógico, pero el problema es que las proyecciones y los reflejos tanto de los visitantes como de las piezas expuestas enfrente dificultan una buena visión por la cantidad de reflejos que dan, en algunas es un martirio mirarlas si quieres entretenerte un rato. El único punto favorable de ésto es que hay un ejército de personal limpiando en cuanto pueden los cristales. También un punto un tanto desfavorable es que nos animan a llevarnos las cámaras desde un principio pero quizás no deberían darle tanto anuncio a eso puesto que las salas son oscuras en su mayoría y con poca luz, suerte que ese día tenía el pulso fino a pesar de ello algunas maquetas daban bastante querra. Así que amigo si vas preparado en este sentido no olvides el trípode.


Para acabar decir que no está mal, tanto si eres o no seguidor de estas sagas es interesante ver de vez en cuando estas cosas, lo único que creo que es el gran problema es el precio de la entrada para la calidad de la exposición, pero esto supongo también dependerá de cada uno. Eso si, sino quieres agobiarte elige un día que no vaya mucha gente y menos muchos niños, el espacio no es muy amplio y puede llegar a agobiar en ciertos momentos. Así que anímate y nos cuentas.