miércoles, 8 de agosto de 2007

Wii, una pequeña maravilla

Si alguna vez me hubieran dicho que iba a estar enganchada tanto a una consola probablemente nunca me lo hubiera creído. Y es que cuando eres niño y por lo que sea tu familia no te deja ni acercarte a una, y mucho menos tener una en casa, es normal que cuando cojas una no tengas ni idea y que la desesperación acabe por frustrar el intento.

La primera vez que toqué una consola en serio fue la Play Station de mi novio cuando nos vinimos a vivir juntos. Era todo un espectáculo verme jugar jajaja ni mas ni menos con Spiro, menos mal que con el tiempo pude llegar al Gran Turismo y disfrutar. Con el tiempo acabé con la Nintendo Ds y ahí empezó mi vicio por los videojuegos ( y es que le voy a tener que dar la razón a mi madre con lo de no tocar una consola).

Pero todo cambió a finales del pasado año cuando un día 9 de Diciembre llegó a mi casa Wii, ya había visto vídeos pero jugar fue toda una experiencia. No sólo era diversión sino que compartir esa diversión con alguien lo hacía aún mejor. Fue un día intenso con Wii Sports, Red Steel y Zelda. Vamos que con tanta emoción con el dichoso mando acabamos con unas agujetas que no podíamos ni movernos,(más que nada por hacer el bestia).

A partir de ahí me llamaban más la atención los comentarios en la web que veía sobre Wii, prácticamente había una guerra entre cual era mejor, la que sería la consola que marcara la diferencia de nueva generación, y un largo etc, pero lo que más me chocó fue aquellos que se denominan “Hardcore gamers” que por lo general comentaban que la Wii no estaba a su altura, que era pobre y que fuera de la diversión de estar en grupo no tenía más, siempre con la puntilla de que para los novatos, niños y mayores era ideal. Esto me hace gracia porque si que pasa, no tenía ni idea de jugar con una consola y estaba cansada de jugar a un juego que me llamaba la atención pero me veía negada con tanto boton, y gracias a Wii no sólo me lo paso bien sino que ahora me he acostumbrado a un mando y el jugar no se me hace tortuoso o pesado. Por supuesto estoy a la espera de tener mi Play 3 pero eso mejor para cuando tenga más tiempo libre.

Es por eso que Wii es una revolución porque un mundo más amplio se ha abierto para aquellos que íbamos a la cola haciéndonos disfrutar no dejándonos marginados, o sencillamente entretener a los que quieren pasar tiempo con sus padres, amigos o hijos. No sin ello dejando de lado a los más jugones como mi novio que la disfruta tanto como yo con juegos como Zelda o Resident Evil 4.

Sólo animo a aquellos que no la hayan probado y se sientan reticentes a probar una consola, sólo una advertencia engancha y mucho. En pocas palabras es para todos, las consolas no tienen porque ser sólo para unos pocos.